Cómo disfrutar de una buena sesión de Fotografía de retrato aunque seas tímido.

¿Sabes cuándo estás sólo en tú casa o en tú habitación sin miedo a ser interrumpido, y te sientes relajado y siendo tú mismo?

¿Por qué no sentirse igual en una sesión fotográfica?


Para muchas personas, incluso artistas, no es fácil ponerse delante de una cámara para hacerse un retrato, aparecen inseguridades, tics, nervios…

Es importante que te relajes, te concentres en tú objetivo y te “olvides” de la cámara, porque muchas veces lo que tú te estás imaginando no es lo que el fotógrafo ve con su mirada a través del visor.

 

Relájate, enfócate en lo que quieres transmitir y disfruta, una sesión de fotografía de retrato puede ser algo muy divertido.

Antes de una sesión  fotográfica está bien que te tomes tú tiempo, si es que aún lo desconoces, para mirarte en el espejo y buscar las expresiones que más te favorecen, tú mejor perfil. Y así durante la sesión te puede resultar de utilidad recordar esas “poses” que practicaste delante del espejo y que sabes que te favorecen. Puedes jugar con la mirada, tocarte el pelo, sonreir…¡prueba, las posibilidades son infinitas!


También te puedes inspirar en imágenes de otros modelos y artistas y probar diferentes poses y actitudes. Mira en libros de Fotografía, webs o exposiciones fotográficas. Reflexiona que te transmiten y que es lo que tú quieres transmitir.

Puedes ver aquí algunos ejemplos de Fotografía de retratos.





                  

Durante la sesión fotográfica de retrato usa la música que más te gusta para sentirte más relajado y desinhibido.

La música te puede transportar a cualquier estado de ánimo y hacerte sentir más cómodo.

Así que puedes pedir al fotógrafo que ponga la música que más te guste, y según el tipo de sesión de fotografía puedes poner algo más enérgico o tranquilo, que te ayude a sumergirte y enfocarte en la sesión fotográfica. 

A veces seguir el ritmo te puede ayudar a calentar tú cuerpo y desinhibirte.

Tres errores que cometen algunos fotógrafos:

-No planear la sesión con anterioridad

-No dar instrucciones claras al modelo

-No crear un ambiente confortable y distendido.

Escoge un fotógrafo, que te de confianza, habla con él y ponte de acuerdo en que es lo que buscas y en que te puede ayudar, no dudes en preguntar cualquier tema y resolver todas tus dudas o pedir cualquier sugerencia, lo importante es que tú te sientas cómodo y eso se vea reflejado en tú mejor versión, si no estás agusto, eso se transmitirá en las imágenes.